martes, 15 de diciembre de 2009

Los gazapos del Heavy Metal (III): peleas y agresiones

No hay un sólo metalhead que no exponga sobre el escenario una pose de malo y de duro, que incluso se vuelva un tanto agresivo dependiendo de la canción y el estilo que interprete su grupo. Pero una cosa es la pose, y otra llevarla hasta sus últimas consecuencias. Todos y todas conocemos historias de peleas y enfrentamientos, pero muchas no las habíamos visto hasta ahora.

La costumbre de tirar objetos al escenario ha traído más de un follón. En la época floreciente de Skid Row, cuando Sebastian Bach aún tenía cara de niño, durante un concierto un asistente lanzó un vaso a la cabeza de Bach que le causó una brecha importante. El cantante no interrumpió el show, de hecho siguió presentando el tema "Piece of me", pero durante los primeros riffs, y tras localizar al agresor, pide que le hagan sitio, lanza hacia algo de líquido y posteriormente se tira sobre él con la bota por delante en una secuencia escalofriante.

Hay que ser macarra.


Una cosa es que te agredan y que te cabrees, y que de ahí venga una pelea, pero lo que veo absolutamente ridículo es que una estrella del rock acabe siendo pateada por sus propios guardias de seguridad. Eso le pasó a Kurt Cobain durante un concierto de Nirvana. En el éxtasis del final de una canción se lanza al público, y cuando el segurata lo intenta rescatar, el corto de Cobain le atiza con la guitarra. Claro, como si un segurata híper-hormonado y musculado no fuera a reaccionar.



Si hay un especialista en montarla durante un concierto, ése es Axl Rose. Aquí, en esta grabación de 2006, obliga a parar a todo el grupo durante "Sweet child o'mine" (sacrilegio!) para que los vigilantes echen a un fan que está en las primeras filas. No soy capaz de averiguar el porqué



Realmente, Axl no las arma sólo sobre la escena. En Chile entró de esta guisa en un hotel agrediendo a un cámara sin mediar palabra o insulto previo



Y no os perdáis este discursito que suelta en Argentina, para seguir después como si nada. Muy poco "duro"



Realmente, los argentinos son un poco agresivos. Aquí tenemos de nuevo a la traductora asistiendo un tanto sorprendida al speech de Axl. Estaría bien que él se aplicara el discursito



Otro con quien no querría tener problemas es con Henry Rollins. No os perdáis a este gilipollas jugando con él a "¿A que no me la devuelves?"

2 comentarios:

N.Anselmo dijo...

Ufff, qué ido el del Henry Rollins... El primero de Axl fijo que le estaba recordando algo sobre un tal melenudo de pelo rizado que toca bastante mejor que los payasos esos con los que se ha juntao XD. Eso sí, los de Sebastian y Kurt los mejores...

Anónimo dijo...

payasos los que rodean a Axl?
Ya le gustaria a Slash tener un 10 % del talento de Ron Thal, por cierto que cojones hace un tio con tanto talento tocando con los Guns?