domingo, 23 de agosto de 2009

Correr con Heavy Metal


La revista Runner's world, que dirige el campeón del mundo Martín Fiz, publica en su edición de este mes un interesante reportaje titulado Música y running. 100 canciones para dar ritmo a tus zancadas. Como quiera que esta es una de mis especialidades, quisiera hacer algunas aportaciones.

Desde hace algunos meses salgo a correr regularmente, entre tres y seis veces por semana, durante unos 40 minutos o 1 hora dependiendo del tiempo del que disponga y, como casi todo, lo hago en compañía de la música. Con el .mp3 bien cargado de decibelios salgo a gastar las zapatillas, con una selección musical escogida para ese rato diario.

En dicho reportaje, que recoge 50 canciones anglosajonas y otras 50 en castellano, se mencionan algunas piezas metaleras (o casi):

"Running with the devil", de Van Halen.


"Run like a villain", de Iggi Pop.

"Marathon", de Rush.


"Marathon runner", de T.S.A.


"The loneliness of the long distance runner", de Iron Maiden.


"The cut runs deep", de Deep Purple.

"Road runner", de Aerosmith.


"Runnin' around", de The New York Dolls.

"Corre", de Triana.

"Corredor de fondo", de Asfalto.

"Correcaminos, estate al loro", de Extremoduro.

"Corre", de Reincidentes.

"Corre, corre", de Leño.


La selección no es mala, pues a estas las acompañan canciones de Bryan Adams, Springsteen, Amaral y otros, pero yo sólo escucho Metal cuando corro, así que me permito haceros estas sugerencias. Eso sí, no se guían, como en el reportaje de la Runner's world, por incluir temática atlética:

Sabaton: "Metal crue", "Attero dominatus", "40:1", "Primo victoria"
Papa Roach: "Lifeline", "The time is running out", "Not listening"
Hammerfall: "The dragon lies bleeding", "Heeding the call"
Ozzy Osbourne: "Shot in the dark", "Crazy train"
In flames: "The mirror's truth", "Alias", "The quiet place"
Bullet for my Valentine: "Scream aim fire", "Hearts burst into fire", "Say goodnight"
Buckcherry: Rescue me"
Children of Bodom: "Bodom afetr midnight", "Hate me"
Disturbed: "Indestructible"
Dragonforce: "My spirit will go on"
Helloween: "I want ou", "Dr. Stein"
Eluveitie: "Slania's song", "Inis mona"
Journey: "Ask the lonely", "Separate ways"
Mötley Crüe: "Motherfucker of the year", "Bitter pill"
Trivium: "Anthem (we are the fire)"
Whitesnake: "Love ain't no stranger", "GImme all your love"

¿Y vosotros?

4 comentarios:

txinomandinga dijo...

Hombre...tu selección está ke te kagas...pero yo tambien llevaría algún cálsico de los AC/DC...nosé y quizá también al Johnny Cash de sus primeros años...en fin. Saludos!!

Dani dijo...

Buena colega,

de AC/DC suelo llevar "You shook me all night long" y alguna más. "Thunderstruck" en directo no está nada mal.

Lo de Johnny Cash lo voy a investigar hoy a ver cómo resulta.

Un abrazo

Cris dijo...

Hola a todos!

Soy aficionada a spinning, y ha llegado un punto en el que mi cuerpo necesita más caña de la que me puede dar un monitor en una clase. Así que yo misma me creo mis propias sesiones, con diferentes tempos e intensidades, de 45 minutos de duración para mis clases de "auto-spinning". Os pongo algunos de los temas que me motivan:

Anthrax: I am the law
Def Con Dos: No digas nada
Def Leppard: Fractured love
Dokken: Mr. Scary
Iron Maiden: Losfer words
Lynch Mob: Wicked sensation
Sepultura: Propaganda
Alice Cooper: Brutal planet
Anthrax: Madhouse
Evile: We who are about to die
Guns n' Roses: Better
Masterplan: Lost and gone
Megadeth: Angry again
Metallica: Seek and destroy
Pantera: Cowboys from hell

Estas son sólo algunas de las que uso. También me motiva mucho Rammstein. Yo considero que, cuanto más cañera sea la música, más das.

Abrazos!

Raúl Arkaia dijo...

Saludos metaleros:

Bueno, qué entrada más buena, Dani. Y es que parece mentira, pero llevar en los oídos una música que motive es básico.

Llevo casi dos años sin salir a correr por una lesión (hasta que mi médico no diga adelante, me conformo con bicicleta y natación). Dado que en ambos casos no es posible escuchar nada, reservo los grandes reservas para mis sesiones de físico-culturismo, una de mis pasiones.

Como la sesión dura entre 45 y 55 minutos, acostumbro a escuchar un larga duración (pongo el énfasis en "larga", es decir, un disco que dure más de 45 minutos).

No me dejan más remedio los del Club Deportivo (podéis imaginaros... tienen un hilo musical y lo mismo te ponen Enya que te cascan Café Quijano, de modo que, así, ¡no hay quien levante hierro!).

Voy tres días a la semana, así que cada día cambio el menú.

Domingo, Manowar (un Gods of War, por ejemplo, o quizá un Sign of the Hammer); Martes, Hammerfall (Glory to the Brave) o quizá Helloveen (Walls of Jericho); y Jueves, Sodom o Tankard, algo potente para terminar la semana a tope (un Agent Orange de Sodom va ni pintado, aunque también puede ser Batallions of Fear, de Blind Guardian).

¡Un abrazo, compañeros!