miércoles, 12 de noviembre de 2008

Crítica de Amon Amarth: "Twilight of the Thunder god" 8'5/10


Algo tiene de bueno un disco si revistas tan prestigiosas a nivel internacional como Rock Hard o Metal Hammer lo califican como Disco del mes. Por razones que uno nunca es capaz de explicar, hay grupos que se descubren y saborean tarde, cuando esa banda ya está en la cumbre, o cuando ha facturado dos o tres trabajos dignos de estar en cualquier discoteca. Eso me ha pasado a mí con los auténticos reyes vikingos Amon Amarth. Hasta ahora nunca había escuchado íntegramente un disco suyo, y bien que me arrepiento.

Los suecos presentan su octavo trabajo de estudio en la cima del éxito. "Twilight of the Thunder god" prosigue la senda excelentemente abierta con "With Oden in our side" y podemos afirmar que este disco les encumbra definitivamente como una de las mejores bandas de Europa en la escena Death-Viking-Metal. Estamos ante diez canciones producidas por Jens Bogren, en las que se tratan leyendas vikingas y se llama a la batalla con ritmos y riffs verdareramente épicos. Desde el rugido que lanza Johan Hegg en el primer tema del disco, hasta las colaboraciones de Roope Lavala de Children of Bodom en esa misma canción, a las de Apocalyptica en "Live for the kill" todo está donde debe. El sonido presenta una solidez y robustez total, demostrando que Amon Amarth han llegado más allá de la madurez para erigirse como un grupo que pasará a la historia.

Y es que como histórico debe calificarse el hecho de que un disco de Viking alcance el sexto puesto de los más vendidos en Alemania, el décimo en Finlandia, el undécimo en Suecia, el décimocuarto en Austria, y así hasta entrar en los 50 más vendidos en la práctica totalidad de Europa. En los Estados Unidos son una verdadera sensación en la escena metálica, donde han llegado al 48, y en UK han sido el 8 en las listas de Rock. Dudo de que haya muchos precedentes de un fenómeno así.

Encontraréis velocidad, atronadores dobles bombos y auténticas llamadas a la batalla, con ritmos que invitan a coger el escudo y la maza, como "Guardians of Asgaard", "Varyags of Miklagaard" o "Tattered banners and bloody flags". Además del trabajo vocal de Johan Hegg, que le da un sello personal en un estilo muchas veces dominado por la escasez de timbres, pasando por las guitarras de Soderberg hasta la batería de Fredrik Andersson, Amon Amarth son una delicia y, a poco que os guste el estilo, disfrutaréis el disco de principio a fin.

Atentos porque vienen en breve: 23 de enero, Bilbao; 24 de enero, Barcelona y 25 de enero, Madrid. Probad su espada:

1 comentario:

Victor dijo...

Como es posible que recien te hayas dignado a escuchar un disco entero???, creo que no tenias a Amon Amarth dentro de tus prioridades de musica, pero me sorprende que no hubieras escuchado antes V/s de World!!!. Pero bueno nadie es perfecto...

Saludos desde el fin del mundo...

Lord Vittorio
La Florida
Chile