domingo, 16 de noviembre de 2008

Libros: "All known Metal bands", de Dan Nelson 6'5/10


Una de las joyas que pesqué en mi reciente estancia en Nueva York fue este libro titulado "All known Metal bands" o, lo que es lo mismo, una recopilación de todos los grupos heavies que existen o han existido desde el inicio de los tiempos. El trabajo es exhaustivo en la medida en la que se han recogido más de 50.000 bandas de la actualidad y el pasado, aunque se le pueden poner muchísimos peros a este volumen.

El primero es que sólo vienen los nombres de las bandas: ni componentes, ni discos, ni trayectoria, nada. Por tanto, "All known Metal bands" ni tan siquiera llega a la categoría de glosario. No hay prólogo ni introducción al volumen, por lo que es imposible saber qué criterios se han seguido para seleccionar a los grupos incluidos. Es decir, desconocemos dónde está el rasero mínimo para que Dan Nelson considere Metal a una banda. Están, por ejemplo, Led Zeppelin y Europe, y desde ahí hasta todas las bandas imaginables de Black, Death o Grind.

Tampoco nos cuenta cómo hizo el trabajo de recogida ni qué era necesario para estar en el libro, si haber grabado un disco o aparecer en Internet o en Wikipedia, ni idea. Sólo al final, en un breve texto, se nos asegura que él solo se encargó de todo sin ayuda directa de ningún otro humano. Se puede creer o no, lo que sí es cierto es que más de 50.000 grupos, como escribe el propio Nelson, multiplicados por una media de 4 integrantes cada uno de ellos, nos da cerca de un cuarto de millón de personas que con sus instrumentos y composiciones han divulgado la música Heavy desde Led Zeppelin, Black Sabbath o quien demonios fuera el primero en dar leña guitarrera. Y eso es mucha gente, y todos ellos se merecen un hueco en la historia, aunque sólo sea recordando el nombre del grupo con el que tocaron.

La encuadernación es de calidad, con tapas duras y brillos, y las páginas son negras (me resulta difícil fotografiarlas para mostraros los nombres más curiosos). Están sin numerar, así que no sé cuántas páginas hay. El contenido, como decía, no tiene mucho misterio: alfabéticamente se van dando todos los nombres de los grupos Metal conocidos, desde "...Aaaarrghh...", que es el primero, hasta "ZZ Bottom", que es el último. Si habéis tocado en algún grupo y queréis saber si estáis, escribidme y lo miraré. Desde luego, exhaustivo sí que es. A pesar de no aportar gran cosa más allá de la nomenclatura, me decidí a comprarlo al ver que había grupos vascos como Berri Txarrak, Su ta Gar o Latzen, y me consta que para localizarlos hay que hilar muy fino. Sin embargo, no están Los Suaves, pero sí Sangre Azul o Banzai.

Si algún nombre ha sido usado varias veces, se mencionan todas ellas. Y poco más. En Internet he visto que a Dan Nelson le acusan de haber hecho un Copia/Pega de la página Encyclopaedia Metallum. Este compañero blogger estadounidense relató hace tiempo que Nelson se había defendido diciendo que dicha web no había sido su única fuente de recogia de datos.

En fin, que a cualquiera le pueden cazar hoy en día si se pasa de listo. Lo dicho, una joyita más para añadir a una escasa biblioteca de contenidos metálicos. Espero que vayan aumentando las referencias impresas más allá de revistas, porque casi cuatro décadas de Metal merecen ya un estudio riguroso.

3 comentarios:

Angus tías dijo...

Igual no es este el sitio adecuado, pero como periodista es posible que tengas más información que los demás. Después del anuncio a voces que hicieron nuestros «queridísimos dirigentes» del concierto de ACDC no se ha vuelto a saber nada del asunto.
En la web del grupo no aparece ese concierto y nadie dice nada de cuando se van a poner a la venta las entradas.
Por favor, si puedes enterarte de algo y contárnoslo te lo agradeceríamos. Es que la cosa empieza a ser mosqueante.

Carlos dijo...

Hola,
Hombre, yo no lo veo como "joya" si únicamente figura el nombre de los grupos. Si no sale ninguna referencia (ni país, ni miembros, ni discos, ni enlaces, ni nada más), pues la verdad es que no le veo mucha utilidad.
Yo lo consideraría una curiosidad más que otra cosa. Además, tiene cosas que veo raras, como lo de las páginas sin numerar o negras.
Lo que sí estoy de acuerdo es que no hay muchos libros dedicados al metal, menos mal que existe Internet ;-)
Saludos.

Dani dijo...

Pues sí que me he pasadao hablando de joya. Creo que he empleado esa palabra porque me emocioné al encontrar libros relacionados con el Heavy.

Bien puntualizado.