jueves, 1 de octubre de 2009

Crítica de "Endgame" de Megadeth 9/10

Menudo discazo se ha sacado de la manga Mr Mustaine. Una auténtica gozada metalera y retro thrash que yo, sinceramente, no esperaba. La última vez que les había visto en directo, su banda me pareció de un nivel discreto si se compara con otras alineaciones que Megadeth ha tenido a lo largo de su historia (Friedman, Ellefson, etc.), pero realmente el rubio líder ha sabido exprimir lo mejor de todos ellos. "Endgame" es uno de los mejores discos de los últimos meses, y me reencuentra con Megadeth gracias a una buena combinación de ingredientes Thrash vieja escuela y melodías que encajan con la línea actual de la banda.

El trabajo se abre con una intro instrumental potente y rápida, que en sus primeros movimientos desprende un aroma Maideniano y ochentero, aunque luego va progresando hacia un ritmo más rápido y thrasher. Es la entrada para el primer cañonazo del disco, "This day we fight!", un tema trepidante, más que cualquiera de los que se incluían en el trabajo anterior "United abominations". La temática de la letra vuelve a estar basada en los conflictos bélicos y la posición del ser humano ante ellos. La cara que muestra Mustaine en la foto de la contraportada, con su guitarra en alto refleja cuál es el espíritu de este nuevo trabajo: más rápido, más duro, más Megadeth. Incluso la voz de "This day we fight!" es más agresiva y áspera que en la última etapa de la banda, por no haber del punteo veloz y chirriante. En definitiva, una apertura de disco que no desentonaría en "So far, so good, so what!".

Luego llega una de las mejores para mí "44 minutes". Me gusta porque me quedo con los Megadeth más metaleros y menos thrashers, y el ritmo melódico de este tema es delicioso. El peso lo lleva una guitarra inspirada que conduce incluso el estribillo. Realmente, Chris Broderick demuestra que algunos le habíamos podido subestimar. Si os gustó "United abominations" esta canción os entusiamará. (Por cierto, el arranque no os recuerda a la intro de "El afilador" de Los Suaves?).



Si por algo este disco va a entrar en la selección de los mejores trabajos de la historia de Megadeth es por su consistencia global. A diferencia del último disco que comenté, el de Europe, este no tiene altibajos. Es sólido de principio a fin, y me resulta muy aventurado destacar algunos temas sobre otros, porque casi todos tienen un alto nivel en todos los sentidos. En mi opinión, destacan las guitarras de Broderick y el trabajo vocal de Mustaine, que recupera algunos de sus viejos tonos, pero toda la banda pasa el examen de modo más que aceptable.

"1320'" retoma la rapidez a radudales, sobre todo en el duelo de solos que mantienen Mustaine y Broderick, que puede ser toda una sensanción en los conciertos si ambos clavan las notas de una composición atrevida. "Bite the hand" destaca por sus constantes cambios de ritmo y, de nuevo, por el solo de guitarra que vuelve a ser otra cuchilla para los oídos, con un bajo realmente revoltoso por detrás. Para estas alturas, el Cd se me pasa volando.

Otros dos temazos senacionales se avecinan: "Bodies" y "Endgame". El primero es una combinación perfecta entre los primeros y los últimos Megadeth, con esas melodías centrales que Mustaine crea con pasmosa facilidad para lograr que los estribillos se te peguen durante todo el día. Debería ser fijo en los set-lists. Casi sin tiempo para asimilarlo llega la canción que titula el trabajo, con una intro que centra la cuestión: la política de inmigración de los Estados Unidos. Insisto en que no me atrevo a poner una canción por encima de otras, pero esta merecía titular el trabajo: "The leader of the New World Order, the President of the United States / has declared anyone now residing inside of the US of A / without the RFID chip / you're just an illegal alien". Brillante.

Tras estas dos joyas, llega la pausa. Una guitarra acústica y unos teclados preesentan "The hardest part of letting go... Sealed with a kiss", un tema más delicado aún que "Foreclosure of a dream", si no fuera porque esa calma dura exactamente 1 minuto y 50 segundos, hasta que el resto del grupo ataca sus instrumentos. Los teclados se mantienen, pero ya no es una balada, sino un tema heavy puro y duro. Con este nivel, ¿Cuál merece ser el single? Pues la 9, "Headcrusher". La novena canción es el primer single, lo que da la medida de lo que aquí hay...



En la recta final "How the story ends" y "The right to go insane" mantienen arriba el pabellón. El disco acaba en el momento justo, cuando uno empieza a estar saciado pero aún quiere más. La duración de los temas es también la justa, ni se alargan de modo innecesario como ocurre tan habitualmente hoy en día, ni son excesivamente cortos, lo que ayuda a empastar el conjunto. Definitivamente, Mustaine y los suyos han estado inspirados y se lo han tomado en serio. Siguen entre los más grandes por méritos. Sobresaliente.

2 comentarios:

El Conde de MonteCristo dijo...

Perdona que me salga del tema de Megadeth. Conoces a la abuela metalera? Es superfan de Metallica y en especial de Lars Ulrich. Increíble pero muy muy cierto. Debajo el link:

Anécdotario del rock-la abuela metalera

evo_gtr8 dijo...

yo encuentro que es un diskazo! aunque no he escuchado el disco entero, pero los primeros temas me dejaron una excelente impresion, unos solos muy virtuosos y una bateria potentisima

ojala vengan!!!!

saludos