jueves, 20 de mayo de 2010

La muerte de Dio: mis sentimientos son los de Geezer Butler


No he escrito nada sobre la muerte del gran Ronnie James Dio, y han pasado ya cinco días. He pensado a cada momento en él, la verdad, pero no he podido escribir nada. Quizás el hecho de haber estado a punto de perder a mi padre hace apenas dos semanas (afortunadamente ahora se recupera) me ha sensibilizado, y me bloqueaba. Pero acabo de leerme las confesiones de Geezer Butler, y no he podido evitar emocionarme.

El gran bajista y amigo personal de Dio ha confesado cómo fueron las últimas horas, y las lágrimas se me han venido a los ojos. Estos días había reflexionado sobre la gran pérdida que supone Dio para el Heavy Metal, pero lo que diga yo es absolutamente irrelevante cuando Iron Maiden, Metallica, Lemmy u Ozzy han emitido emotivos comunicados expresando la gran admiración que sentían por el pequeño cantante, tanto en lo artístico como en lo personal. Era de las pocas personas que se puede decir que generen devoción y cariño entre todos, a pesar de que el mundo de la música esté movido, en parte, por las envidias.

Geezer Butler ha escrito esto, y me he vuelto a rendir:

Es imposible expresar con palabras la relación que teníamos Ronnie y yo, su mujer Wendy y mi mujer Gloria. Era mucho más que un amigo y un gran músico, y compañero de banda. Si tengo alma, él es parte de ella. Creo en Dios y en el destino, y eso nos unió de nuevo en 2006, tras no habernos visto en 14 años. Hicimos un último tour, que conllevó otras tres giras y un disco. Estábamos rompiendo, disfrutando de nuestras compañías más de lo que habíamos hecho nunca, hablando de grabar otro disco… Cuando el destino intervino otra vez.

Planeábamos hacer otra gira por Norteamérica, tras haber pasado por Sudamérica y Europa en el verano de 2009, pero en la primera parte de la gira norteamericana Tony Iommi tenía problemas en los ligamentos de la mano, Vinny Appice se había dislocado el hombro y Ronnie tenía unos fuertes dolores de estómago. Decidimos parar, curarnos y seguir el año siguiente. Tony y Vinny evolucionaron positivamente, pero los dolores de Ronnie se agravaban. Le vi en la fiesta de Halloween y no estaba bebiendo, algo raro porque le gustaba ese día. Me dijo que había hablado con un especialista para saber qué pasaba…

Martes, 11 de mayo de 2010

“Wendy nos invitó a Gloria y a mí a comer en Santa Bárbara. Unos cuantos amigos cercanos de Ronnie acudieron. Él no tenía apetito –la enfermedad y la quimioterapia estaban causando un gran efecto-. Como de costumbre, hablamos de deportes y reímos. Sería la última vez. Aquella noche recibí un bello email de su parte, que guardaré para siempre como un tesoro. Le respondí que le vería la siguiente semana.

Viernes, 14 de mayo de 2010

Wendy nos llamó para decirnos que había llevado a Ronnie al hospital. El dolor se había vuelto insoportable. Llegamos a las dos de la tarde. El doctor le sedó. Más y más amigos vinieron a visitarle –empezamos a turnarnos para cogerle de la mano y susurrarle nuestros pensamientos. Wendy no podía dejarle y estuvo toda la noche al borde de la cama. La secretaria de Gloria, Debbie, le hizo compañía. Le escribí un email a Tony para que se preparara para recibir malas noticias.

Sábado 15 de mayo de 2010

No había confusión en su habitación. Estábamos 25 ó 30 amigos allí fuera. Sabíamos que era el final. Queríamos despedirnos. Era un día de lágrimas y reflexión. Por la tarde vino el capellán y rodeamos la cama de Ronnie para rezar. Ronnie no iba bien. A las 11 de la noche salimos, dejando a Wendy en privado para darle el último adiós. La devastación se palpaba.

Domingo 16 de mayo de 2010

7:46 de la mañana. Nos preparábamos para irnos hacia el hospital. Gloria llamó a Wendy para preguntarle si quería café o algo de desayuno, y nos dio las malas noticias. Ronnie se había ido.

Wendy Dio ha sido un verdadero ángel en todo este proceso. Ha estado con Ronnie en cada momento. Su coraje nos ha asombrado. Mientras escribo, ella aún está asegurándose de que Ronnie tenga el mejor final. Que Dios te bendiga, Wendel.
Mucha de la gente que ha estado allí durante los últimos días ha querido mantener sus sentimientos en privado. Yo también, pero estoy abrumado ante los emails que me llegan de la prensa y los fans.

Puedo realmente asegurar que no he conocido nadie tan leal, amigo de sus amigos y familiar como Ronnie. Era una persona especial, agraciado con una voz y una presencia únicas.

Uno de los recuerdos que guardo de él viene del año pasado, en Knebworth. Localizó a mi hermana y su marido en un lateral del escenario y durante el primer tema del concierto tuvo el detalle de acercarse a ellos y darles un abrazo. Sólo eso le hace especial para mí.

Por supuesto, su música vivirá para siempre, pero también su propia influencia.

Nunca había visto tantos homenajes de músicos y fans, tantos buenos deseos, sin cinismo, sólo amor y aprecio para un gran hombre.

Que Dios te bendiga Ronnie. Gracias por tantos y buenos recuerdos
."


Es curioso. Sólo he visto una vez en directo a Dio. Fue en el Kobetasonik de 2008. Quizás pensé que estaría ahí para siempre. No sabéis cómo me arrepiento. Disfrutaré, una vez más, recordando cómo gocé con "Man on the silver mountain".


Qué pena lo de Dio, joder.

5 comentarios:

Kapi dijo...

Tuve el placer de ver a Dio en 1986, aparte de en Kobetas, aquél fue un solo entero, casi 2 horas de Holy Diver y The last in line, uno de los mejores conciertos de mi vida, auqne realmente cuando me emocionó fue cuando tocaron aquel fragmento de "The temple of the king" en Kobetas. Una lágrima cayó entonces y otra esta cayendo ahora mismo por mi cara.

R.I.P. Dio.

Marques dijo...

algunas veces,hay gente con algo especial y no sabemos pq,aparte de su musica y los buenos momentos que esta nos dé,tienen un "algo",creo que EL MAESTRO RONNIE JAMES DIO era una de esas personas,por eso la gente siente su perdida de una manera creo k cercana.
Aparte si sus compañeros de la musica dicen lo que dicen de el ,seria por algo,eso esta claro.
Una gran perdida para los amantes de esta musica.
Ya no oiremos material nuevo de este MAESTRO,pero seguiremos disfrutando a muerte con su legado musical en sus diferentes bandas.
Hasta siempre MAESTRO.Long live r´n´r.

txinomandinga dijo...

Que buen post amigo!! tambien me he emocionado con la carta de Butler. Ha sido muy duro perder al gran Ronnie...

Predicador dijo...

Saludos, Dani:
Me alegra mucho saber que lo de tu aita esté encaminado. Es en momentos tan críticos cuando sentimos que nos asomamos al vacío y con razón valoramos la vida y la salud más que nunca.
Por cierto, muy buena tu aportación a propósito de la muerte de Dio.
Ánimo, un abrazo, compañero.

Josep Lluís dijo...

Me enteré ayer de su muerte, casualmente, buscaba vídeos de Dio por Youtube, para recordar tan grandes canciones, y me extrañé al ver comentarios de los ususarios sobre el cáncer.

Aunque este grande se haya ido, seguiremos escuchando su música.