miércoles, 6 de febrero de 2008

The Cult o la eterna promesa

En mi opinión, The Cult ha sido uno de tantos excelentes grupos que jamás ha alcanzado (ni alcanzará) la gloria absoluta debido a su incorregible irregularidad. Estos días estoy rememorando su trayectoria con el recopilatorio "Pure Cult. The singles 1984-1995", aunque algunos temas he de reconocer que me los salto. Sería exagerado decir que "Sonic temple" y "Ceremony" son obras maestras, pero nadie negará que son dos excelentes discos; yo los tengo entre mis favoritos, pero el resto de la discografía no pasa del 6 sobre 10. Algunas buenas canciones en medio de repertorios mediocres y cambios bruscos de estilo ("The cult", año 1994) que no satisfacían en absoluto a los seguidores del elegante y descarnado hard rock que ofrecieron en los dos trabajos antes mencionados (dicho sea de paso con una excelente portada en "Sonic temple", con una pose guitarrera que habréis visto en más de una camiseta o en alguna pegatina en la parte de atrás de algún coche).

Sin haber escuchado su último trabajo de octubre de 2007, "Born into this", creo que los Cult tienen un talento arrollador que si hubieran sabido explotar mejor les hubiera convertido en una de las bandas británicas más grandes de los últimos 25 años pero, por desgracia, se han pasado la vida amagando y no dando.

Os voy a destacar dos de mis temas favoritos de su trayectoria, donde se muestran las principales virtudes de la banda: 1- la arrolladora e inquebrantable voz de Ian Astbury y 2- la capacidad compositiva e interpretativa del guitarrista Billy Duffy y su perpetua Gibson Les Paul. El primero de ellos es una homenaje a las comunidades indias, "Wild hearted son", magistralmente ejecutada por Astbury. Pertenece a "Ceremony"



La segunda canción, como intuiréis, es "Fire woman", de "Sonic Temple". Genial. Disfrutadla, yo no me canso. La pregunta es ¿Revivirán alguna vez o pasarán a la historia como un espejismo?

3 comentarios:

El Predicador dijo...

Saludos, camarada. Pues me acabas de tocar "la fibra" y alegrar el día ;-)

The Cult es una banda grandiosa. Y, aunque no esté al 100% de acuerdo en todas tus apreciaciones, no te falta razón. Es la típica banda inconstante de toda la vida.

Os cuento una anécdota. Estando en Madrid, resulta que unos colegas vivían en el mismo portal que una sede de Virgin Records. Adivinad que discos estaban en el descansillo de la puerta... ¡Los de Pure Cult! Imaginaos los vinilos ahí, abandonados a su suerte. Así que, ni corto ni perezoso, al ver que nadie los reclamaba, me los llevé y siguen a buen recaudo. Desde entonces, esta banda ha sido para mí lo máximo.

A los dos éxitos que has nombrado, yo añadiría Eddie (Ciao Baby) e incluso Rain. Son, efectivamente, dos temas bastante distintos, pero que representan bien el estilo de la banda.

Respecto a álbumes en concreto, a mí hay uno que me gusta mucho: Electric.

cyclon m dijo...

No estoy de acuerdo ¿6 sobre 10?.

Lo q pasa es que han tenido las pelotas de cambiar de "estilo" musical cuando han querido . Si "te olvidas" de querer escuchar siempre rock-mega-duro puedes disfrutar de canciones como :

http://www.youtube.com/watch?v=Es-s1TK6GCc


Excelente blog, enhorabuena.

Dani dijo...

Hola cyclon m,

es una buena canción la que recomiendas. Yo no niego que los Cult sean un gran grupo, sólo remarco que su etapa hard-rock fue mil veces mejor que aquella en la que intentaron ser algo así como U2.

De todas formas, siento haberte molestado. Sé que ellos tienen la capacidad de hacerlo mejor, por eso me quejo!

Un abrazo