jueves, 14 de febrero de 2008

Sangre Azul - The Platinum Collection

Acabo de hacerme con un lujo que se acaba de publicar, la edición Platinum de una de las mejores bandas españolas de la historia: Sangre Azul. Creo que ningún grupo como éste supo importar la imagen, el sabor y la atmósfera glam que tantas buenas canciones nos dio en el decenio de los '80, especialmente desde Los Angeles. Son tres CD's en los que se reeditan remasterizados 38 de sus mejores composiciones a lo largo de su breve carrera, sólo tres discos de estudio, más ocho temas en directo grabados para una edición de la mítica Emisión Pirata.

Creo que no soy el único que desea que esta publicación sea el germen que nos dé una nueva reunión, aunque sólo sea para hacer una gira. Es harto complicado, sobre todo porque el guitarrista estrella del grupo, Carlos Raya, es ahora compañero de correrías del triunfador Fito, y porque el estilo de Sangre Azul, por desgracia, ya no tiene el gancho que tenía hace veinte años. Pero no pierdo la esperanza. Sugiero desde aquí a los chicos de las discográficas que no estaría mal un DVD que recogiera algunas de sus intervenciones televisivas en programas legendarios de TVE. Aunque sólo sea por verles las pintas de aquellos años.

1985-1992 es el periodo que duró el grupo, y tres discos: "Obsesión", "Cuerpo a cuerpo" y "El silencio de la noche". Recuerdo con mucha nostalgia los buenos ratos que pasé con el segundo trabajo, que me compré a través del catálogo de Discoplay (¿Sabiais que ha cerrado? Me acabo de quedar de piedra!) con doce años, en formato cassette. Esa cinta aún debe de andar por casa de mis padres, con el libreto forrado con adhesivo para que no lo amarilleara el paso del tiempo.

La cuestión es que siempre he mostrado mi admiración por ellos. Desde mi punto de vista, hicieron una gran labor de difusión de un estilo que, por aquel entonces, estaba en cierto modo denigrado por los más duros del rollo. Poison, Mötley Crüe, Warrant, Bon Jovi, etc saboreaban las mieles del éxito y Sangre Azul se animaron a hacerlo en castellano. Creo que su resolución y talento les deberían haber hecho merecedores de más, y es momento de que se haga justicia.

Os invito a compartir un playback de "No eres nadie", el tema que abría "Cuerpo a cuerpo", con esa letra almibarada, esos cueros plastificados y, sobre todo y ante todo, esos pelos cardados abrasados por la laca. La imagen televisiva va acorde: rótulos pobres y cortinillas de 1º de imagen. Qué tiempos!

1 comentario:

Carlos (Tanis) dijo...

Hola,
No sabía lo de la reedición de la discografía de este grupo. Yo tengo sus dos últimos discos en cinta por casa y, aunque si los vemos ahora las pintas son apoteósicas, su música creo que ha envejecido bastante bien. De hecho, de vez en cuando yo aún los escucho y sus canciones siguen teniendo ese "algo" que tenían antes (por lo menos para mi).
En fin, ¡qué tiempos aquellos!
Saludos.