sábado, 12 de abril de 2008

Mis añorados Pantera

A vulgar display of metal. Este es el lema que acompañará para siempre a una de las bandas más importantes del heavy en las dos últimas décadas. Es un lema que tiene como base su disco más brillante "Vulgar display of power", y que incluye una apelación a un género musical que cuando Pantera saltó a la fama pasaba una auténtica hambruna de grupos que renovaran el panorama. Durante el decenio de los 90 apenas las grandes bandas de siempre mantenían la esencia, pero otras muchas cayeron en un sueño profundo (Iron Maiden sin Dickinson, Metallica con sus pobres discos, Judas sin Halford, etc). El heavy estaba de vacas flacas y daba la impresión de que perdía su identidad.

Sólo molaba vestirse con bermudas y escuchar todo tipo de grupos que llevaran el sello "Made in Seattle"; el hair metal era de horteras de playa y los melenudos habían pasado a la clandestinidad. En ese instante, cuatro tejanos llenos de alcohol en los hígados y mucha mala leche salieron del local de ensayo para dirigir toda su negatividad a través de los gritos de Phil Anselmo, los riffs de Dimebag Darrell, los dobles bombos de Vinnie Paul y el bajo de Rex Brown.



"Cowboys from hell", "Vulgar display of power" y "Far beyond driven" ejercieron el tridente compositivo más brillante de su carrera, y contribuyeron a poner de actualidad al heavy metal en su estilo más potente. Cuánto dinero habrán ganado los traumatólogos gracias a temas como "I'm broken"



Sin embargo, como dice ese lema que está presente en los bares, "siempre viene alguien que lo jode". Los excesos etílicos de Anselmo, justo cuando el grupo estaba a punto de alcanzar cotas inimaginables de popularidad y brillantez, iniciaron una senda descendente en sus trabajos: "The Great Southern Trendkill" fue un pequeño pinchazo del que ya no se recuperarían con "Reinventing the Steel". No se reinventaron para desgracia de todos y empezaron a proliferar los proyectos paralelos como Down, Superjoint Ritual o Damageplan, este último el grupo que vio morir a Dimebag en un escenario cuando un perturbado le disparó en medio de un concierto en diciembre de 2004. Otras tres personas fallecieron en ese desgraciado incidente.

Dimebag es hoy una leyenda del metal, Pantera un grupo histórico y su legado algo muy aprovechable para quienes vienen detrás. Mantuvieron la llama, y sólo por eso merecen mi humilde homenaje. Estos días suena en mi coche el "Vulgar...", que tan revolucionario fue en su día. Su nombre fue revolución.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Perdona amigo mío pero Pantera salieron de los locales de ensayo a principios de los 80. Y antes de sacar su sempiterno y aburrido para según quién, "Cowboys from Hell", sacaron 4 discos de lo mejor que se ha visto en el metal de los 80. Sobretodo "I Am the Night" y "Power Metal". No quiero ser grosero pero me toca los huevos que la gente hable de Pantera y no nombre su etapa de los 80, como si no existiera, cuando para algunos es mucho mejor que su época más moderneta y más hit.

Dani dijo...

Salud,

estás en lo cierto. Es evidente que sólo menciono la etapa de eclosión del grupo, y la frase del local de ensayo que mencionas puede dar pie a equivocación.

La etapa de los 80 no me resulta especialmente atractiva, pero los gustos son así.

En mis comentarios suelo centrarme en lo que más me gusta. Serían unos posts eternos si me dedicase a hacer las biografías completas de los grupos. Y este de Pantera me salió al volver a escuchar "Vulgar...".

Gracias por participar,
Dani