domingo, 24 de enero de 2010

El adiós de Scorpions, ¿el primero de una larga lista?

Toca hacer análisis. Acabo de mirar las últimas noticias tras pasar un fin de semana de desconexión, y me encuentro con un duro golpe: los Scorpions, de quienes estábamos esperando un nuevo disco para marzo, anuncian su retirada tras ese nuevo trabajo y una larga gira de despedida. "Sting in The Tail" (Aguijón en la cola) será por tanto el último trabajo de estudio de los alemanes, una auténtica institución del Hard Rock y el Heavy Metal. Sin duda, unos de los 10 más grandes de la historia de este movimiento que nos ha hecho a todos un poco más felices.

Scorpions asumen en el comunicado que quieren acabar su carrera “con buena nota”. Es decir, trasladan un mensaje humilde, es decir, mejor dejarlo a tiempo que arrastrarse por los escenarios o componer varios trabajos consecutivos que desmerezcan o empañen la trayectoria de la banda. Hay que recordar que Rudolph Schenker comenzó a organizar Scorpions en Hannover allá por el año 1965, cuando tenía 17 años. Ahora tiene 61, que ya son años.

Una vez superado el shock, uno entiende que Scorpions tomen esta decisión, y la veo hasta cierto punto lógica. Todo debe tener su fin, y las transiciones siempre son mejores si se hacen ordenadas. Pero claro, llevando el análisis hasta sus últimos términos, hay que empezar a asumir que el adiós de los alemanes puede ser el primero de una larga lista. La pregunta después es: ¿Hay relevo? Y siento tener que ser pesimista. Ahí van unos ejemplos que podrían seguir a la noticia de hoy:

- Slayer: Kerry King (1964) soltó no hace mucho que no se veía dentro de 5 ó 10 años taladrando pabellones auditivos, porque con 50 años hay que saber los límites de cada uno, y la exigencia que supone una banda tan poderosa como Slayer exige las máximas facultades. ¿Hasta cuándo aguantarán?

- AC/DC: es la despedida que puede estar más cercana. Brian Johnson (1947) sugirió en una ocasión que esta podría ser la última gira. Eso desató los temores y, no nos engañemos, ayudó a que se vendieran más entradas “por si acaso”. Pero ciertamente AC/DC no necesita esos artificios para arrastrar masas.

- Iron Maiden: es otro de los temores que están presentes. Están grabando su próximo disco, y han desmentido que estén pensando en dejarlo (Bruce Dickinson (1958) no para de hacer cosas y están en una forma sensacional), pero también son más de tres décadas en la cima, con conciertos larguísimos, giras interminables y cualquier día podría llegar la despedida.



- Motley Crue: si alguien se ha metido caña son estos tíos. Drogas, la muerte rondándoles en varios ocasiones, separaciones y reuniones, una enfermedad degenerativa que consume poco a poco al guitarrista Mick Mars (1951)… ¿Cuánto les queda? un dato: en su última gira no permitían que se les fotografiara de cerca.







Heaven and hell: con Dio superando un cáncer de estómago, y Tommy Iommy (1948) algo afectado últimamente, están en la lista de posibles retiradas. Los años pasan factura.









- Judas Priest: también son mayores, y realmente la última vez que les vi en directo (Kobetasonik 2008) sentí compasión al ver el estado físico y vocal de Rob Halford (1951).

Y podría pensar en algunos más, como Bon Jovi con su último y mediocre trabajo, o Barón Rojo y Los Suaves entre los nuestros. La pregunta es, ¿esto sigue sin ellos?

Habrá que aprovechar este verano, con posibilidades de ver a muchos de ellos: The Big Four en Barcelona (sin confirmar pero con posibilidades), Bon Jovi el 4 de junio en el Rock in Rio de Madrid, Kiss en el Azkena de Vitoria-Gasteiz y Iron Maiden y AC/DC en alguna sorpresa que nos den los promotores. Y, por supuesto, Scorpions cuando vengan.

7 comentarios:

kehos dijo...

Espero que los demás aún tarden un poco en desaparecer, porque no me haría ninguna gracia perderme un concerto de Iron Maiden, Slayer o Judas Priest, aunque por lo visto los dos primeros tienen muchas posibilidades de encabezar el Sonisphere de Barcelona de este año, pero no se sabe nada aún. A ver cuando vienen Scorpions y se intentará hacer una escapada para verles.

Pablo M. dijo...

Hemos llegado a un punto de no retorno y es de esperar que en los proximos años empiecen a descolgarse bandas, contra el tiempo no se puede luchar.

Pero bueno, son cosas que tienen que pasar, y mejor que pasen de esta forma que como dices ver a bandas miticas arrastrandose a duras penas sobre un escenario.

Que no cunda el pánico que el metal esta muy vivo!

N.Anselmo dijo...

Una lástima, pero es lo que hay. Son muchos años, y parece que a nuestra generación nos va a tocar vivir varias jubilaciones, pero yo creo que, si bien es cierto que nunca será lo mismo, el relevo está asegurado...

Raúl Arkaia dijo...

Saludos, amigo Dani:
Estamos asistiendo al final de una era. Y sentiremos la tristeza más absoluta cuando tantas buenas bandas nos dejen huérfanos. No quiero ni pensarlo. Madre mía. Pero supongo que es ley de vida. Lo mismo debieron sentir nuestros padres cuando vieron morir a Hendrix o a Joplin, por dar algunos nombres. Habrá que irse acostumbrando.
Un abrazo a todos y feliz semana.

txinomandinga dijo...

uf...pues sí...todo tiene su fin y viendo los posibles próximos es pa echarse a llorar un rato...que se le va a hacer!!
salud!!

Juan dijo...

Bueno es ley de vida, yo que soy un incondicional de los MOTORHEAD espero que Lemmy no lo deje, me que de ese consuelo.Saludos

Dioce dijo...

pz es una lastima hemos llegado ha la despedida del grupo aleman (scorpions)
tan inesperada para tdos los konosedores del genero metal ya k es una d las pokas bandas metaleras k
nos han inpaktado kon su musika y desempeño en el esenario" la banda seira d los esenarios, fokos, y de nosotros pero jamas ddejara d eskucharse en la radio en nuestras kasas y sobretodo nunka los olvidara la banda" kon amor para la banda k m dio la primera pauta para k siguiera el genero metal

att:dioce