martes, 20 de mayo de 2008

Soziedad Alkoholika: "Mala sangre" 7/10


La aparición de un nuevo disco de Soziedad Alkoholika es todo un hecho positivo en sí mismo, que SA sigan vivos a pesar de la campaña de acoso y derribo mediático y judicial que han sufrido en los últimos cinco años es como para felicitarse. Lo que han padecido los de Gasteiz conforma una de las páginas más negras de lo que comúnmente conocemos como democracia y que en estos casos dista bastante de ser ejemplo de una sociedad normalizada. Creo que sólo por la solidaridad que me genera esa situación, mi crítica del disco va a estar mediatizada en parte, pero se trata de hablar de música. En otro post ya hablaré de lo que supuso todo aquello.

En primer lugar he de decir que SA perdieron hace algunos años el punto de magia que tenían en sus inicios. Sería incorrecto desde mi punto de vista decir que han ganado en madurez, porque eso ya lo demostraron hace una década, han ganado en prestigio, en limpieza de sonido y en pulcritud. Eso tiene una parte positiva y otra negativa; la mala es que quizás se hecha de menos un sonido más sucio y, sobre todo, algo más de garra compositiva. En lo musical y en lo letrístico.

Sirva esta intro para añadir que estamos ante un buen disco. Tras varias escuchas considero que es correcto señalar que SA han superado el bache en el que estaban. "Mala sangre" supone el punto de inflexión que debería hacerles llegar muy arriba de nuevo en un plazo medio, pero no es el mejor disco de su carrera. Destacaría el trabajo vocal de Juan, mejor que otras veces, la batería y la temática general de las letras, siempre buscando los coladeros de la democracia a la que me refería antes denunciando la "Política del miedo" (tema 4), las guerras ilegales y los excesos del poder.



Con su flamante fichaje por la multinacional Roadrunner, este disco debe servir para lanzarles lejos en la escena internacional. Uno de los temas más celebrados por la crítica está siendo "Dios vs. Alá", en el que colabora el entrañable Joao Gordo de Ratos de Porao. No es, a mi juicio, la mejor canción de las 15 que se incluyen (también colaboran los hiphoperos Violadores del Verso), pero contiene todos los ingredientes clásicos de SA. Como pasa habitualmente con sus trabajos, la esencia va entrando a medida que los escuchas, así que no me atrevería a anunciar qué temas pueden entrar a formar parte del acervo de los vascos.



Sí tengo claro que el disco gana a medida que van pasando los temas. Me ocurre con "Mala sangre" algo parecido a lo que siento con el último de Children of Bodom, parece que la selección del orden de los temas no ha sido la adecuada, porque al final suenan algunos de los mejores o mejor digeribles. Es el caso de "Mi rabia", que han situado en el número 12, cuando creo que como segundo tema hubiera encajado mejor.

Pero bueno, estamos ante minucias. Lo bueno es que SA han vuelto y están aquí para quedarse, espero, por mucho tiempo. "Mala sangre" es un disco notable aunque no sobresaliente, que no defraudará a sus seguidores. Deseo que les dé el oxígeno preciso para remontar el vuelo que los fachas trataron de derribar.

1 comentario:

Raúl Arkaia dijo...

Saludos, Dani:

Juan Aceña, líder de SA, tiene más o menos mi edad. Cuando era un chavalín ya le veía por el barrio reuniéndose con quienes formaron inicialmente la banda. Nadie daba un duro por ellos. Creo, incluso, que sentirían el desprecio de mucha gente, que, al verlos pasar, no apreciaban sino sus pantalones elásticos, sus largas melenas y su aspecto, en general, "patibulario".

En la década de los noventa me paseaba por el mercado callejero de Portobello en Londres y vi sus camisetas. Entonces me hice una idea clara de la categoría de este grupo.

Dani: muchísimas gracias por el recopilario. ¡Vaya regalo! No sé como agradecértelo. Espero comentar pronto, cuando lo escuche (ya es mala suerte, hoy mismo se me ha estropeado el sonido en el ordenador: qué mala leche...).

Recibe un fuerte abrazo, hermano. Stay heavy!