viernes, 27 de noviembre de 2009

Crítica de "The circle" de Bon Jovi 6'8/10

Nuevo disco de Bon Jovi, el número 12 de su carrera, en un momento dulce para la banda después de que su gira "Lost highway" cosechara un enorme éxito, y de que los componentes atraviesen buenos momentos personales y también en conjunto.

Antes de nada, he de decir que si tienes prejuicios sobre Bon Jovi, eres un purista del Metal hasta el punto de detestar lo demás, crees que son despreciables por haberse cortado el pelo o simplemente no te interesan desde hace años, aunque luego eres capaz de venerar músicas más suaves simplemente porque tienen el prestigio que dan los críticos, no tienes por qué seguir leyendo esto. A mí me gustan Bon Jovi, les admiro por su trayectoria musical, por ser capaces de llevar 25 años en primera línea, porque han sido hábiles al ampliar horizontes, por su actitud personal ante la vida y el público, y porque tienen un directo arrollador como comprobé en Barcelona en junio de 2008.

Dicho esto, "The circle" es un álbum mediocre para lo que ellos son capaces de hacer. A ver si me explico: lo escucho a menudo simplemente porque cuando te gusta una banda la pones a gusto en tu equipo, pero ellos pueden dar más de sí. Lo primero que diría es que superan la incursión en el country-rock de "Lost highway" para volver al Rock, aunque sin excesivas concesiones. En general, mantiene unas líneas maestras similares a "Bounce", que es posiblemente lo más flojo de su última etapa. Y, sin embargo, es curioso dado que apenas incluyen una balada pura frente a las tres que solían incluir hasta ahora.



El contexto más rockero seguramente obedece a la implicación de Jon y el resto de la banda (porque es así como vemos en el documental "When we were beautiful") en cuestiones políticas (apoyo a Obama) y sociales. De hecho títulos como "We weren't born to follow", "Work for the working man" o "Brokenpromisedland" muestran es conciencia social también marcada por la crisis. Recordemos que el cantante ya actuó en la fiesta de investidura de Barack Obama y recaudó fondos para su campaña.

Así se ha referido Jon Bon Jovi a Obama en una entrevista reciente: "Mi opinión respecto a él es la misma que la que tiene la mayoría del mundo: creen en el hombre, nos gusta. Se le ha dado el margen de confianza de un año para que resuelva una agenda muy complicada. Ahora está con la cuestión sanitaria, con la guerra de Afganistan, que no va especialmente bien, con la economía... Se le ha dado el beneficio de la duda y además ha conseguido que Estados Unidos viva una segunda oportunidad de cara al resto del mundo, cosa que es de agradecer. Tengo gran confianza en él".

Volviendo a lo musical, el disco se abre con la más cañera, "We weren't born to follow", la típica de Bon Jovi con estribillo fácil, pegadizo y rápido. Ideal para los conciertos pero sin llegar a ser "Have a nice day" o "It's my life".



La siguiente, "When we were beautiful" es un horrible medio tiempo. Absolutamente espantoso sólo explicable si cerrara el disco, pero jamás debería haber sido el segundo tema.

"Work for the working man" es un tema springsteeniano, con aroma de Nueva Jersey y energía creciente.



"Superman tonight" es otro buen tema rockero, de los mejores del disco.



"Bullet" aumenta los decibelios con un buen riff de inicio y un estribillo cantado a medias entre Jon y Richie. El guitarra es el verdadero protagonista de la canción, y no me extrañaría que lo pudiera interpretar en solitario en directo en algún momento, como ya hace con "I'll be there for you".

"Thorn in my side" sigue la línea del anterior, pero es quizá más rápido aún. A estas alturas, alguien escéptico ante el grupo se preguntará por qué demonios lo puntúo bajo si tiene varios temas bien rockeros, y la verdad es que es una buena pregunta. Sí, tiene más energía de la esperada, pero insisto en que son capaces de hacer mejores canciones. Aún así, el disco no se quedará cogiendo polvo tras la segunda escucha. Eso seguro.

"Live before you die" es el primer lento puro del trabajo. Empieza con un piano y la voz de Jon hablándonos de amor y eso, pero no se mantiene en una pieza pastelosa. Gana un puntito de intensidad, y la voz de Jon sube de tonos en la parte final. Buena combinación de orquestación y guitarra.

"Brokenpromisedland" vuelve a dar algo más de guitarreo. Contenido de desencanto social y fracaso personal en otro de los momentos álgidos del disco.

"Love's the only rule" engaña. No es una balada, es otro tema rápido, menos cañero y tampoco demasiado adecuado para los directos en mi opinión. No dice nunca demasiado.

Tampoco es brillante "Fast cars". La empiezo a saltar en las sucesivas escuchas.

"Happy now" es otra buena canción rockera que ayuda a sorprender a quienes esperaban un "Lost highway 2"

El trabajo se cierra con "Learn to love", una lenta deliciosa. La única balada pura de "The circle" y una excelente forma de ponerle un broche a un trabajo que recupera la senda del Hard Rock. Aquí también el juego a dos voces Richie-Jon da un excelente resultado. Si eres bonjoviano, te gustará, y si no posiblemente también, porque a pesar de los acomplejados, Bon Jovi nos gusta a todos. A pesar de que lo que mole sea decir que son unos moñas.

Por cierto, y dado algún comentario previo en el blog, es posible que tengamos que acercarnos al Rock in Rio de Madrid a verles esta vez: "si todo va bien, estaremos en Rock in Rio Madrid. Ya hemos estado en los de Lisboa y Rio, nos queda el vuestro. España es un lugar de parada obligada en cualquiera de nuestras giras. Es curioso, es el único país donde entendemos y escuchamos al público cantar con claridad las canciones. No pasa ni en EEUU ni en Reino Unido ni en ningún otro lado. Sólo en España". Vamos, lo típico.

4 comentarios:

galko dijo...

Yo le doy un 6 sobre 10. A ver si pasan por Madrid, que nunca les he visto y me apetece saldar esta vieja deuda...

Dani dijo...

Sí, Galko, yo tengo la sensación de que esto ya lo había escuchado antes.

De todos modos, si vienen, yo voy.

galko dijo...

Bueno, y ahora digo que Thorn in my side y Happy now me molan bastante. No sé, como siempre, hay buen AOR comercialote ahí, pero también hay tufillo a autocomplacencia y conformismo. Venga, un 6,75 le doy ahora, jaja.

Dani dijo...

Si al final casi siempre estamos de acuerdo...