jueves, 12 de junio de 2008

Crítica de "Songs from the Sparkle Lounge" de Def Leppard. 8/10


El nuevo disco de Def Leppard merece la pena. No pensaba esto desde el lejano 1992, cuando publicaron "Adrenalize". "The songs from the Sparkle Lounge" es un muy buen disco, aunque su primer single puede que no os convenza a una primera escucha, ya que el tema elegido, "Nine lives", no es de lo más brillante, pero estoy seguro de que al menos tres temas de los once que componen el trabajo se convertirán en clásicos.


Antes de continuar, recomiendo que si aún sois igual de freakies que yo y compráis los discos, os hagáis con la versión Deluxe, que se presenta en formato libro con un interesante DVD. La diferencia de precio es escasa (al menos en la FNAC) y lo agradeceréis. Es un joyita que en estos tiempos de racanería discográfica se estima. El trabajo lo abre "Go", que entra con un riff punzante que os despejará las dudas con las que, como es normal tras tantos de mediocridad por parte de los Leppard, os enfrentaréis al disco. Es de los más rockeros y el estribillo te devolverá a la década de los '90.

Luego viene el anteriormente destacado single y el tercer tema es uno de los mejores, un súper-pegadizo "C'mon c'mon" que apunta a romper en directo, con unos coros muy en la onda "Let's get rocked". A estas alturas ya os habrá merecido la pena haber comprado el Cd., y eso lo debían de intuir ellos o sus managers, porque la cuarta canción es la primera balada. Se titula "Love" y es propia de la factoría de los británicos. La siguiente devuelve la intensidad, y es posible que os pase como a mí, que penséis que el autor de los coros de "Tomorrow" es Bono el de U2, porque los grititos parecen llevar su sello.

"Only the good die young" es una balada compuesta por Vivian Campbell en memoria de Steve Clark, ex miembro de la banda fallecido en 1991, que precede a la recta final del disco donde destaca especialmente la última canción, "Gotta let it go". Una pieza que puede ser la bomba si se deciden a tocarla en directo. El estribillo tiene una caña muy potente, y te dejará con ganas de más. Escuchadla aunque no seais fanáticos del grupo



"The songs from the Sparkle Lounge" ha pasado a estar entre mis discos favoritos en las últimas semanas y me ha servido para reconciliarme con un grupo al que siempre he respetado mucho por su capacidad para superar las adversidades del destino, y al que he seguido con atención por su brillante carrera en la que, desgraciadamente, se abrió una década larga de paréntesis que les instaló en la mediocridad.

Tanto si os consideráis fans de Def Leppard como si simplemente osgusta el buen Hard Rock, este nuevo trabajo os colmará las expectativas. Es una gran alegría.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

En el video parece que Joe Elliot ha perdido parte de su preciosa voz... supongo que en el disco lo habrán "arreglado" (cosas del directo, un mal dia lo tiene cualquiera)

De las 3 canciones que has puesto en el post, el single me parece rockero y de nivel, pero las otras canciones suenan "demasiado" pop (ya se que son Def Leppard)

Voy a buscarme el disco para seguir opinando...

Dani dijo...

El single he decidido ponerlo en versión directo porque tiene algo más de potencia, pero sí es verdad que el cantante flaquea bastante.

"C'mon c'mon" será el segundo single.
Un saludo

Anónimo dijo...

Yo también he pegado una escuchada al disco, y, aunque no me lo he empollado a fondo, estoy de acuerdo en que es un buen trabajo. Ya era hora de volver a escuchar el genuino sonido Def Leppard, que parecían haber perdido el rumbo.

He oído que este verano su gira les traerá a la piel de toro. Y no hago más que visitar su web oficial para constatarlo, pero de momento, no hay fechas para ver cerca de aquí en vivo a Elliot y los suyos. Habrá que esperar o conformarse con el sonido de estudio.
Cris